Por una ley de educación emocional

Sumate al cambio POR UNA LEY DE EDUCACIÓN EMOCIONAL, firmá el petitorio para que la ley sea aprobada.

Firmá aqui

Disfunciones sexuales

Lo sexual -así como el sueño, la risa y la felicidad- lisa y llanamente ¡no obedece a la voluntad! Estos son fenómenos que acontecen espontáneamente cuando te dejás llevar por la inmediatez del momento. Sólo cuando uno se permite experienciar el momento sin la rigidez de los “deberías” está verdaderamente conectado con lo que está pasando. Porque cuando uno está…

Enojo crónico

Cuando te enojás activás el modo defensa, que no es otra cosa que una preparación biológica para una respuesta de emergencia. En esos momentos tu cuerpo está listo para lo que Cannon denominó “reacción de lucha o huida”. Gran parte de la sangre es retirada de otros sistemas para asistir a los grupos musculares estriados…

Cómo poner límites sanamente y sin romper la armonía familiar

El límite es definido como “Línea real o imaginaria que separa dos territorios”. Aunque parezca raro, los límites generan libertad, pues al precisar lo prohibido establecen también todo aquello permitido. Son absolutamente necesarios ya que organizan y crean una realidad, generan valores, transmiten maneras de ver la vida y de vivirla. Son paradigmas, anclajes a…

Mala performance deportiva: exitismo vs excelencia

Seguramente recordarás algún episodio en el que tuviste un excelente desempeño deportivo. Tomate unos segundos para recordar cómo te sentías y respondeme: ¿estabas de mal o de buen humor? Estoy seguro de que estabas de buen humor y te sentías muy bien. Como vimos, todas las emociones placenteras y agradables te ponen en modo creativo, lo que a su…

Creencias: Gps interno.

Una definición que me gusta de las creencias es: “Certeza que se tiene acerca de determinadas personas, cosas, ideas, experiencias, etc., asociada a un carga emocional, que en gran medida es inconsciente” XXI. Las creencias son muy poderosas, al punto de poder constituir tanto el fin como el origen del bienestar y las desgracias. Pueden limitarnos e impedirnos…